GENTE

El condenado a muerte más anciano del mundo espera un nuevo juicio

Se llama Iwao Hakamada y es un japonés condenado a muerte por asesinato en 1966. Se convirtió en una figura emblemática de la lucha contra la pena de muerte y su condena fue criticada por organizaciones internacionales de derechos humanos.

Hakamada era un antiguo boxeador que trabajaba en una fábrica de miso. En 1966, él y otros cuatro trabajadores de la fábrica fueron detenidos y acusados del asesinato de un empresario y su familia.

A pesar de la ausencia de pruebas físicas que lo incriminaran, Hakamada fue condenado a muerte en 1968. Desde entonces, Hakamada ha pasado la mayor parte de su vida en prisión y ha luchado por demostrar su inocencia.

Getty Images
Un infierno desde hace 40 años 
Iwao Hakamada es un japonés condenado a muerte por asesinato. Se ha convertido en una figura emblemática de la lucha contra la pena de muerte y su condena ha sido criticada por organizaciones internacionales de derechos humanos. Hakamada es un antiguo boxeador que trabajaba en una fábrica de miso. Cuando en 1966 el jefe de Hakamada, su esposa y sus dos hijos fueron encontrados muertos a puñaladas en su casa que posteriormente fue incendiada en Shizuoka, en el centro de Japón, él fue el primer sospechoso.
Getty Images
Condena
La única pista, restos de gasolina y sangre en uno de sus pijamas. Hakamada fue acusado de incendio provocado, robo y asesinato múltiple. Lo admitió todo en una confesión que más tarde describió como haber sido "extorsionada" con violencia y amenazas por la policía. Ya en la fase de instrucción del juicio, se retractó de su confesión. Los jueces no le creyeron y le condenaron a muerte.
Getty Images
Un destello después de casi 60 años
Desde entonces, Hakamada ha pasado la mayor parte de su vida en prisión y ha luchado por demostrar su inocencia. En 2014, el Tribunal Supremo de Japón anuló su condena a muerte y ordenó repetir el juicio. Pero en 2018 se produjo un nuevo giro: tras la apelación de la fiscalía, el Tribunal Superior de Tokio cuestionó la fiabilidad de las pruebas de ADN y anuló la decisión de 2014. Hakamada tiene ahora 87 años y el Tribunal Superior de Tokio ha ordenado repetir el juicio contra él después de casi 60 años. Iwao Hakamada es el condenado a muerte más anciano del mundo.
Getty Images
La esperanza de familiares y asociaciones
"Llevaba 57 años esperando este día y ha llegado", dijo Hideko, hermana de Hakamada. Hideaki Nakagawa, directora de Amnesty International Japón. "Este veredicto ofrece una oportunidad largamente esperada de hacer justicia a Iwao Hakamada, que pasó más de medio siglo condenado a muerte a pesar de la flagrante injusticia de su juicio.
Getty Images
El premio de 2014
La hermana de Iwao, Hideko Hakamada recibió el 6 de abril de 2014 en Tokio un cinturón de honor de campeón del CMB de manos de una asociación japonesa de boxeo profesional. Iwao Hakamada tenía entonces 78 años. Y ya era el condenado a muerte más longevo del mundo. Había sido puesto en libertad provisional y espera un nuevo juicio en Japón.
Getty Images
La situación actual en Japón
En los últimos años, las solicitudes de nuevos juicios han aumentado en el archipiélago japonés. Esto se debe a cambios en el sistema judicial, como la implantación de jurados populares para delitos graves y el hecho de que los fiscales deban presentar pruebas materiales a la defensa. En el pasado, esto no sucedía, con el resultado de que las confesiones se utilizaban como prueba.
Galerías de arte Colecciones privadas
20/06/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.